“Historia de la Vestimenta | Época Moderna | Renacimiento”

Las prendas características del Renacimiento son de influencia italiana y se difunden por toda Europa a partir de la invasión de Carlos XVIII de Francia.

En el renacimiento las prendas eran de corte sencillo debido a su clima cálido, generalmente confeccionados por sastres y se conforman de túnicas de cuello bajo y camisa de lino con manga larga. Es común el uso de capas de cuello bajo. En esta época se transforma la tendencia medieval de la línea vertical, en línea horizontal.

Las mujeres llevaban vestidos coloridos de cintura alta, las prendas enfatizaban los hombros y caderas anchas, cuyos volúmenes se conseguían con capas de tela y rellenos, y un largo y estrecho talle, logrado con un corsé cónico y rígido, que oprimía el pecho para que sobresaliera. En él época moderna del renacimiento, se retoman las prendas de la edad media y se les dan formas complicadas, con encajes y forros que agregaban un aspecto de rigidez.

La camisa, anteriormente prenda interior, se vuelve exterior y se adorna con ribetes, encajes y volantes en los cuellos y mangas, que evolucionaron en gorgueras que podían almidonarse o no y luego en chorreras. Los calzones masculinos se alargan y se adornan mas, ya que quedan a la vista y nacen los femeninos, que le permiten a la mujer montar a caballo.

Las prendas básicas para el hombre en el renacimiento, eran la camisa blanca y el jubón, resaltando el cuerpo en los hombros y el pecho con rellenos. Un accesorio llamado bragueta, se sujetaba al jubón. Era un triángulo protector con relleno, a la altura de la entrepierna.

La gente del pueblo mantiene la indumentaria medieval, ya que trabaja en los campos. Las mujeres usan prendas sencillas, camisa de material económico y falda de lana y corpiño que se ata al frente. El hombre viste pantaloncillo y camisa larga y una túnica ceñida con un cinturón. Era común que la gente del campo y los niños anduvieran descalzos, ya que los zapatos eran costosos. La nobleza en cambio utilizaba zapatos de piel, paño y seda y se crea el zapato de tacón.

Historia de la Vestimenta | Época Moderna | Renacimiento

Como accesorio se populariza el pañuelo y de américa retoman el uso de abanicos. En la clase media, se dio el uso de los desmontables en las mangas, lo que ayudaba a dar un aspecto diferente, a una misma prenda. Los materiales utilizados fueron los tejidos finos como el terciopelo, el brocado y damasco, la lana, el algodón, el lino y el tafetán.

La forma de vestir en la sociedad del siglo XVII, distinguía a los grupos sociales. La influencia militar en la ropa masculina, es reemplazada por un periodo en la exuberancia decorativa. Se caracteriza por una línea alargada y delgada, con cintura baja para hombre y mujer. Para la mujer, la marcada línea alargada y vertical se contrasta, con un énfasis horizontal, en los hombros y mangas y bombachas hasta el codo, que con el tiempo se van alargando y adelgazando. El cuerpo es estilizado fuertemente con corsets para lucir escotes bajos y amplios, permitiendo lucir los hombros y una breve cintura.

Los atuendos contaban con varias capas. Al interior la camisa, el faldel, la almilla, el guardainfante, calzas y medias. Sobre esto el verdugado, estructura que ahuecaba la basquiña y ayudaba a crear grandes volúmenes en las caderas y cubriendo todas estas estructuras, lashaya y rematando en el cuello con gorguera y su calzado eran los chapines.

Para la mitad del siglo el hombre usa zapatos y pantaloncillos bombachos y chaquetas cortas. Las mangas se acortan hasta el codo y estas podrían ser en cuchilla, rectas o divididas en dos con botonaduras. Se utilizan olanes en los hombros y en la parte inferior de las mangas. Las chaquetas alcanzaban la cintura y se fueron acortando hasta solo cubrir las costillas. El chaleco era una tela costrastante y lujosa. Los abrigos hacia el final del siglo, se hicieron más largos y más ajustados. Igual los pantaloncillos se hicieron mas flexibles y estrechos, hasta ser muy entallados. Estos iban acompañados de una sobrefalda ricamente decorada, dejando ver las medias de seda, lana o algodón de la rodilla hacia abajo.

Los zapatos, ya fueran botas o borceguís, tienden a ser cuadrados, atados con cintas y decorados con hebillas. Se fueron estrechando y adquiriendo tacón y particularmente el color rojo, era para la corte. La peluca pasa a ser uno de los accesorios mas utilizados por los hombres. Generalmente en rizos que caen por debajo de los hombros y la espalda, popularizada por Luis XIV, ocultando su calvicie, hasta convertirse en una convención.

Se utilizaban sombreros con copas muy altas y se decoraban con plumas, igual que sombreros pequeños de copa baja y ala corta con muchas plumas, y otros de ala ancha con un borde doblado hacia arriba. Otros accesorios comunes fueron los guantes, las gorras, las ligas para medias, la pretina y los guantes. Es un periodo caracterizado por la opulencia y la exageración para las clases sociales altas y es muy evidente esta tendencia en la ropa hasta la revolución francesa.

Tal vez te interesa ver: Historia de la vestimenta || Desde la Época Contemporánea hasta la Actualidad

 

Deja una respuesta