Gatos

Te voy contar varias razones y sus razonamientos, por las que tener gatos en casa, no es una decisión del todo acertada. Y también sobre leyendas urbanas, que deambulan alrededor de estos animales tan entrañables. Como aquella que cuenta, que los gatos son traicioneros. Es la palabra más usada en torno a aquellas personas, que hablan de los gatunos, sin saber, sin entender, sin haberles dado la mas “minina” oportunidad, de conocer si convivir con un gato, te puedo traer beneficios o desgracias.

Desde la historia conocida, los gatos siempre han formado parte de los libros. Incluso ya los veneraban en el antiguo Egipto. Faraones eran enterrados con sus gatos.

Siempre se ha pensado que pueden ver más allá, de lo que nosotros podemos alcanzar a mirar. Esos ojos, deben tener algo mágico, son fascinantes y misteriosos.

Y ni la ingeniería óptica más avanzada del mund, sería capaz de llegar a rozar, la visión que debe tener un gato.

Y quien ha tenido un gato, y dime si miento, en alguna ocasión se quedan mirando al olvido. Como si estuvieran observando algo fijamente. En ese momento piensas WTF? y es por eso y otras mil y una razones, por la que deben tener algo mágico en los ojos. Los gatos, tienen temas para rato. Son majestuosos y dignos de admiración.

Otras de los frases que parece un refrán es: “Si a tu gato no les gusta una persona, a ti tampoco debería gustarte”. En realidad el refrán procede del mundo de los perros. Pero aplicable a los gatos de igual manera. Y sí, es una gran verdad. Los gatos intuyen la energía de las personas, como un sexto sentido.

No hablo de que tengan poderes, pero sí de que la capacidad felina de percepción extrasensorial del entorno y las personas. Que es el equivalente a un vidente en nuestro mundo. Sienten y padecen. Y no es que un gato tenga 7 vidas. Es que la suma de todas sus capacidades lo convierten en un animal extraordinario.

Cuando los ingenieros trabajan en construir robots, capaces de correr a 4 patas, se inspiran en el cuerpo de los felinos. Igual que existen aviones inspirados en el contorno de águilas mientras vuelan.

Pero no es esto de lo que quería hablar. Sino de 4 razones por la que no es recomendable tener un gato y acepto críticas, siempre que sean constructivas.

Las Caricias

Tener un gato es una responsabilidad. Hay que darle amor y eso es lo que piden, a modo de caricias. Cuando estás en el sillón, el 100% de los gatos del mundo se acercan y se suben encima de tu regazo, de tu cintura, de tus piernas, de tu cara, de tus tobillos. Vamos, que se suben sí o sí. Creen que eres un colchón. El minino estará tan cómodo o cómoda, que empezará a ronronear y eso transmite un gran beneficio, porque te relaja de tal manera, que olvidas las tareas pendientes del día, y solo por las caricias.

Los Juegos

Con ese cuerpo que parece diseñado en un laboratorio, los gatos necesitan movimiento constantemente. Necesitan correr, saltar y jugar. Y cuando un gato corre a su antojo por tu casa, porque es feliz, aporta buenas vibraciones  a tu hogar.

Son muy sociables con cualquier criatura del planeta, siempre y cuando se le acerquen en modo: “Hola minino, solo quiero acariciarte”. Si sientes malas vibraciones te sacan las uñas tipo lobezno. Pero por algo será. Debes ser tú, quien se pregunte porque el gato intuyo mal rollo en tu aura.

Incluso cuando llegas de trabajar, es lo primero que encontrarás en la puerta, como si fuera una estatua, porque te está esperando. Y seguramente ya sabia que estabas llegando, desde antes de bajar del coche. No se como lo hacen, parece mágico pero es así. Con esos orejones tienen que oír, el mas mínimo sonido.

Tendencias de Moda

Las Camisetas favoritas por nuestros clientes.

Ver catálogo
-23%
Antes:Desde 23,95
Ahora:Desde 18,95
-20%
Antes:22,50
Ahora:17,95
-10%
Antes:Desde 19,95
Ahora:Desde 17,95
-44%
Antes:15,99
Ahora:8,99
-10%
Antes:9,99
Ahora:8,99
-48%
Antes:32,99
Ahora:16,99
-21%
Antes:13,99
Ahora:10,99

La limpieza

Los gatos son los animales más limpios del mundo. No paran de limpiarse con su lengua áspera y dejan su pelaje como el pelo de un anuncio de pantene. Siempre hacen sus necesidades, en el mismo sitio. Entonces no requieren ningún cuidado especial. Solo caricias y amor. Y es poco lo que ellos reciben a cambio de lo que dan. Y no se lo merecen. Por eso, si no le vas a dar amor a un gato, es mejor, que dejes que otros si lo hagan.

La Fidelidad 

Los gatos no son como los perros. No los puedes domesticar. Algunas personas si lo han conseguido quintuplicando su esfuerzo para que así sea. Son libres y vienen cuando ellos quieren, no cuando tú los llamas. Es así. Son parte de su naturaleza. Pero cuando un gato forma parte de tu vida, es fiel.

Es el mejor compañero de vida que puedes tener. Ya el término mascota quedó muy atrás. Demasiado retro. La palabra mascota parece sinónimo de juguete. La razón por la que no deberías tener un gato es que su fidelidad enamora y te encariñas de tal manera, que llega a formar parte de tu familia. Estamos tan acostumbrados a que las personas no sean leales, que cuando un animal nos trata bien, nos parece raro.



Aunque pensándolo bien, la única razón por la tengo una gata, es porque no encuentro razones para no tenerla. Son los mejores compañeros de viaje que puedes tener. Y es altamente recomendado vivir con un gato. Sus beneficios son muchos.

Por eso merecen el mejor cuidado y los mejores juguetes. Descubre en nuestro catálogo miles de accesorios para gatos. Alegra la vida de tu gato, como el gato alegra la tuya. Y no olvides. Be Cat, My Friend.

 

 

Deja una respuesta

Abrir chat
¿Hazme una pregunta?