El Origen del Vestuario

Desde la historia del arte y lo que con lleva a la vestimenta, siempre se ha hablado de las armas, de las herramientas y utensilios utilizados e incluso del arte rupestre, pero nunca se ha tratado en mayor profundidad el tema de la vestimenta antigua, de las prendas utilizadas. Algo relevante e indicativo del desarrollo intelectual y cultural de la especie.

Prehistoria

El origen del vestuario en la prehistoria tiene la misma importancia, que las herramientas que los ayudaron a sobrevivir. Ya que las prendas que cubrían sus cuerpos, también los protegían del clima final, de la última glaciación. Permitiendo colonizar zonas de climas fríos y mas rigurosos.

Por eso y por que es un indicativo del desarrollo social, no debemos infravalorar el papel de ropa y su evolución. Las pinturas rupestres evolucionaron y primeramente se dibujaban animales, como modo de representar el entorno. Pero más tarde pasaron a dibujarse personas corriendo o cazando. Pinturas en la que el hombre ya se veía a si mismo, como el centro de su mundo. Ya tenía una idea se si mismo y representaba su imagen, sobre las paredes de refugios y cuevas.

Con las ropas utilizadas también pasó lo mismo. Primeramente tendrían un papel básicamente práctico. Cubrían el cuerpo de las inclemencias del tiempo, pero luego su función se desarrollo y tomó matices mas complejos, decorativos e informativos de las personas y de la imagen. El estatus social que se quería transmitir.

El origen del vestuario, está relacionada al ser humano casi desde su aparición en la tierra. Durante la prehistoria, resolvió sus problemas de protección, identidad y de expresión mediante la indumentaria. En muchos de los casos no quedan vestigios físicos del material con el que se hacían las prendas. Los científicos utilizaban las herramientas encontradas para teorizar, acerca de lo que usaban o no.

Paleolítico

Se considera que ha inicios del paleolítico el Australopithecus y el Homo Erectus, no usaban ropa. Es hasta mediados de este que se utilizaban pieles curtidas primitivamente para envolver al cuerpo. Se sospecha que pudieron haber sido los primeros en teñir sus prendas de color amarillo y rojo mediante el uso de arcilla.

Los Neandertales pudieron ser los primeros en usar zapatos para resguardarse de las altas temperaturas. Se presume el uso de suela dura en sandalias de pasto, zapatos de cuero y botas de piel. Cada uno dependiendo del clima.

La origen del vestuario del cromañon quien reemplazo al Neanthertal, se consiguió con aguja de hueso para seguirla a la forma del cuerpo. El hombre de esa raza alcanzaba la talla de 1,80 cm. Era robusto, vigoroso, de cráneo alargado y voluminoso, ligeramente aplanado por hospicio con la frente alta, arcos superciliares, apenas saliente el rostro y algo ancho en los pómulos, mostraba una nariz estrecha y larga. La mandíbula inferior tenía un mentón bastante pronunciado.



Los hombres y mujeres de esa raza, que vivieron en el periodo del paleolítico, cubrió el cuerpo con pieles a manera de taparrabos, que sujetaban con tiras de cuero crudo. Se adornaban con collares hechos con las uñas y los dientes de los animales, que cazaban para su sustento, Así como también de caracolillos que enhebraban en finas tiras de cuero, es posible afirmar que conocían el fuego, el cual era conservado ritualmente.

Ante el avance de los glaciares, el hombre tuvo que refugiarse en las cavernas naturales para poder soportar los crueles fríos que sobrevinieron. Comenzó a utilizar elementos para la confección de ropas de abrigo que se vieron forzados a vestir.

Con astillas pulidas de hueso, creó la aguja y cosió sus prendas con las que llegó a cubrir enteramente su cuerpo. También empleaban el marfil, que entallaban, dándole formas diversas y comenzó a decorar el interior de las cavernas que lo cobijan con figuras de animales primorosamente dibujados y pintados.

La vida en sociedad y el trabajo en colaboración lograron un relativo refinamiento, pues ya por entonces, las mujeres se adornaban con pulseras y se pintaban el rostro, lo cual puso de relieve un cierto bienestar y seguridad con la relación a la supervivencia. Además como ejemplo de su incipiente artesanía, nos dejó valiosas muestras de una alfarería preciosamente decorada.

Mesolítico

Aunque durante el mesolítico y gracias al mejoramiento de las condiciones climáticas, se desarrollaron las habilidades de costura y anudado de redes. El vestido sigue siendo muy similar y no hay prueba de elaboración o uso de tela.

Neolítico

Más tarde en el Neolítico, la cultura y la ganadería ofreció nuevos materiales para nuevas prendas. La complejidad de las sociedades aumentó y la ropa paso a ser un rasgo significativo. La mayor cantidad de materiales fue una gran ventaja que permitió practicar y experimentar con nuevas telas y diferentes vestimentas.

Además de tejer fibras vegetales para formas telas como el lino, que se utilizaban como aislantes del frío y la humedad. En sus vestimentas la parte superior, tenía forma rectangular, con agujero para la cabeza y los brazos. Las mangas eran opcionales y del mismo modo, eran rectángulos unidos al top.

Los pantalones como tal no se habían inventado. Utilizaban un taparrabos, que consistía en un retazo, que cubre la entre pierna y se ajusta por delante y por detrás con un cinturón. En los últimos años la televisión y el cine, utilizaron las características propias de la prehistoria para crear nuevos contenidos. SI bien en ellos encontramos lógicamente varios errores o adaptaciones.

Sobresale la idea de representar y comunicar la cotidianidad de aquellos tiempos. Por ejemplo; los picapiedra, la era de hielo y tierra de osos.

 

Deja una respuesta

Abrir chat
¿Hazme una pregunta?